Cicatrices...

Pintor, fíjate en mis cicatrices —perfectas imperfecciones— que se vierten sobre mi lánguida piel. Muerta caballera resbaladiza, como las cenizas de un olvidado.

Retrata la tan fríbola artrosis que corroe mis falanges y no hace más que inspirar el deseo de tu lienzo. Compara los poros con la carne del fruto anaranjado.

Roza la burda vista con un objetivo caduco. Imagina que soy la cámara que sujetó aquel patoso. Desnúdame, enseña al mundo mi atómico ser.

Deja la huella del cubismo si quieres,
relata con saña tu cuadro.
Una foto publicada por Antony G. Martínez (@antonygmartinez) el

Comentarios

  1. Me gusta tu filosofia Aqui en los blogs las creamos y hacemos todos juntos un placer de palabras
    Gracias por tu bello comentario
    Gracias por tu formidable y corto texto

    ResponderEliminar
  2. Fantástico nido de metáforas que envuelven de belleza tu texto y tú expresión.
    Saludos Antony, magnífico blog!!

    ResponderEliminar
  3. No se puede ser más elegante. Un gustazo leerte Antony.
    Un fuerte abrazo :)

    ResponderEliminar
  4. Una naranja que habla.
    Debe ser de mi mundo.

    Feliz 2017.

    ResponderEliminar
  5. Quisiera a veces ser presa de esas intensidades... un cariño para ti :*

    ResponderEliminar
  6. Un texto excelente, sugerente e intenso.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Maravillosa oda a esas cicatrices… Un placer.

    Bsoss y feliz año que nos comienza.

    ResponderEliminar
  8. Siempre con esa expresión tan íntima y personal.

    Un saludo, Antony.

    ResponderEliminar
  9. Esto sí que es un buen comienzo de año.

    ResponderEliminar
  10. No hay cicatrices, solo huellas de vida marcadas en la piel...


    Un cálido abrazo Antony

    ResponderEliminar
  11. Un texto muy personal, si es autobiográfico, más.

    Un abrazo, Antony.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares:

Unboxing y análisis: TV Sony KD-49XD8005