El día que escribí y gané una redacción...

UN DIARIO PERSONAL MÁS EN 2055
"Un sueño soñaba anoche, soñito del alma mía, soñaba con mis amores que en mis brazos los tenía"1. El principio de ese romance me recordó a aquellos tiempos, unos tiempos en que estaba ilusionado por esos ojos negros, brillantes y tristes. Ya había pasado un tiempo desde la última vez que la vi, casi ni me acordaba, ese anónimo2 me llevó al pasado.

Lo tengo asimilado, el ayer no volverá, nada volverá. El pasado continúa sin parar. Todo está desordenado, agrietado y corrompido. Lo único que me hace retroceder en el tiempo son los libros, me hacen soñar, son olas en el mar que vienen y se van, las ideas3. Nada ni nadie cambiará este futuro, solo Él4 puede. Tengo una mínima esperanza que lo haga, pero con el paso del reloj se acaban las esperanzas.
Mi cabeza da vueltas, gira sin parar y no cae. Pienso en ella, después de tanto tiempo volví a pensar en su largo y liso pelo, cuando el sol le reflejaba la cara con rabia le daba envidia al sol. En aquellos momentos, quería que salieras de mi mente, ahora, vuelves con desdén.

Terminé de leer el romance, volví a sentir lo que ya sentí aquel tiempo. Un ejército de incontables sentimientos se ciernen sobre mí. Ya han pasado cuarenta y cuatro años, todo está irreconocible, como si Dios no gobernase y su contrario, tomase por Infierno esta tierra. Pero como siempre dijo mi madre "otros tiempos, están por llegar". 

                                   
1. Un sueño...los tenía: Poema anónimo del s.XV.
2. Anónimo: Hace referencia al romance.
3. Son olas...las ideas: Hiperbatón (desorden lógico de las palabras en una frase). Su orden lógico sería "las ideas son como olas en el mar que vienen y se van".
4. Él: Hace referencia a Dios.



Una de mis caracterizaciones en mi vida académica son las redacciones, sí, me encantan hacer redacciones (desde siempre), siempre han destacado de las demás (y por eso soy yo, por destacar, positivamente). Para mi mayor sorpresa, fue cuando nos mandaron para hacer una redacción de tema libre y luego se avaluaría entre los alumnos de otra asignatura (que uno de ellos soy yo) y esa fue una de las razones que me lo tomé como algo personal. Sabía que todos –o la mayoría- las haría de amor (de qué tema si no). Yo buscaba originalidad, pero si no había amor me parecía que no ganaría, y últimamente mis grandes inspiraciones son de amor.

La redacción partía de una única regla, comenzarla a partir de una oración más o menos famosa (de una canción, un poema, etc.). Pensé y me decidí por mi romance favorito. Todo listo, pero debería de darle una vuelta, no que fuese totalmente de amor, algo más, eso me parecía muy cutre. En total, no tuve mejor idea que hacerla un poco de ficción (establecer mi diario personal en el futuro, un futuro oscuro, pesimista). Esto le daría un toque mío. Mientras se leían las demás redacciones, eran aburridas, clásicas de amor y con un nivel relativamente bajo al de Bachillerato. Solo habían dos que marcaban una diferencia (entre esas, una era la mía). Finalmente, después de dos días, lleguemos a las votaciones. Los tres primeros con mejor nota ganaban. El primero no fui yo, pero fui el segundo (por no ser de un envidioso que desestabilizó las votaciones).

Mi redacción tuvo muchas grandes alabanzas, era diferente, no era la típica de amor había ficción, había una mezcla entre realidad (un diario personal de cualquiera) con ficción (lugar, el futuro, un futuro oscuro).
No es mucha cosa, pero por algo se empieza(jamás he ganado un premio por escribir).

Comentarios

  1. Hay cosas del pasado que a mi me duelen todavía, será que no he aprendido a olvidar, verdad?
    Me gusta mucho el tacto que tiens al escribir :$
    Y menos mal que te encuentro, sobre decirte qué te sigo, verdad? jajajajaj

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares:

Cicatrices...

Determinado a superar al humano...