Twitter, que te quiero Twitter...

¡Cuánto mal hace Twitter! 
En mi generación, nos hacían hacer redacciones con un mínimo de 100 palabras cada dos por tres; en cambio hoy en día cuesta llegar a los 100 caracteres seguidos.

Una de las razones por las que aborrezco Twitter, es porque no puedo decir todo lo que quiero escribir. Es que con tan pocos caracteres, no tengo ni para empezar. Necesito mucho más espacio: pienso lo que digo, y si alguien me limita, vamos por mal camino.

Es un gran error esto de escribir poco, rápido y mal. Así salen tantos idiotas -y luego algún caradura se pregunta: "¿cómo diantres hemos llegado a este nivel de incultura?"-. Y aunque algún picha corta abandere la frase 'el tamaño importa' por todos los medios, digo alto y claro que sí importa (y mucho, por cierto).

Dios nos libre de los escuetos. Amén.

Comentarios

  1. Todo depende. A veces es necesario desarrollar las ideas y escribir de forma detallada y extensa. A veces, en cambio, es interesante tratar de decir mucho con pocas palabras. La brevedad no siempre es buena, pero no siempre está ligada con la poca cultura y el no saber expresarse. Hay historias sublimes escritas en cuatro líne

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares:

Cicatrices...

Determinado a superar al humano...