Unboxing y análisis: TV Sony KD-49XD8005

Bajo el lema «Verlo es creerlo» se encuentra el televisor Android TV de Sony más interesante en relación calidad y precio. Y además, le añadimos que en elegancia y diseño pocos le superan. Se podría resumir a la Sony XD8005 como una televisión compacta en todos sus aspectos.

Es la hora de comprar la tecnología UHD, porque todos los fabricantes se han empeñado en decir adiós al HD y por ello han bajado mucho los precios de esta tecnología (aunque para enganchar al consumidor medio le han llamado tristemente 4K).




  • Diseño:
Siguiendo la filosofía de Apple, Sony se ha declinado por presentar un producto minimalista y de corte clásico. Menos es más y el monocromatismo manda.
La caja contiene la TV, fuente de alimentación, instrucciones (que por cierto, de poco sirven porque no explican nada), mando, pilas y demás cables y folletos.

Insistiré durante todo el análisis, pero es que los televisores en la actualidad son demasiado potentes para la poca praxis que demuestran los fabricantes al hacerlos tan finos. Por esa razón nos encontramos la fuente de alimentación de forma externa.

Pocas críticas negativas se le puede sacar a un televisor de materiales excelentes y una pantalla Edge LED de 49 pulgadas —existen los modelos de 43 y 55 pulgadas, siendo este último modelo sutilmente mejorado—. Por cierto, pesa 14 kg, así que se necesita la ayuda de otra persona para sacar el televisor de su caja. Y  unas dimensiones de 109,3 x 68,6 x 21,6 cm.
Antes tendréis que comprobar que vuestro mueble tenga mínimo 51 cm. (que es lo que mide el soporte de ancho).

El marco es minúsculo y no vas a encontrar nada más, puesto que las botoneras están ocultadas en la parte inferior y las conexiones a la parte posterior del monitor.
Hasta los cables quedan ocultos, gracias a su diseño ergonómico; se pueden ocultar dentro del soporte, ya que tiene un hueco con una pinza. Sony hizo un inmejorable e innovador trabajo en este aspecto.



  • Hardware y Software:
XD80 viene equipada con el sistema operativo Android TV y nada más encenderla te recomienda que te conectes al televisor mediante un smartphone o tablet Android. Desde luego que hay más ventajas que inconvenientes cuando tienes otro terminal enlazado directamente vía Android (existe una conversión y el contenido audiovisual que tengas en el smartphone lo tendrás de forma remota en la televisión, por ejemplo).
El televisor tiene una memoria interna de 16 GB para descargar aplicaciones e inclusive encontrarás un sinfín de juegos adaptados.
Sony aprovecha muy bien el S.O. Android TV gracias a pequeños detalles como incluir un micrófono en el mando a distancia.

La calidad de imagen es más que notable, aunque para que reluzca al máximo esplendor su panel de 60Hz deberemos de reproducir contenido de la misma liga, de lo contrario no se entenderá qué es el UHD/4K.
Bien es cierto que en tal caso se aprovecharía sus interesantes novedades gracias al DVB-T2, Google Cast, Netflix, Google Play o conectividad directa con el DualShock 4.

Aunque las novedades pueden volverse en tu contra, si la tecnología no es tu punto fuerte.
Ya que no es un televisor al uso; hasta para reproducir datos desde un dispositivo externo deberás descargar una aplicación (VLC, por ejemplo).

Sin embargo su máximo punto destacable es su calidad de imagen UHD (3.840 x 2.160 píxeles) y lo bien que se adapta a resoluciones inferiores gracias a ese plus que le añade el HDR 10, Motionflow y demás tecnologías que le han implementado Sony al procesador.
Así que llegados a este punto podemos decir que el televisor supera con creces a sus rivales del mismo espectro de precio (contraste, nitidez, brillo, profundidad y color).
Es un todoterreno, sirve para consumir cualquier formato audiovisual —Televisión Digital, peliculas, deportes, videojuegos, etc.—, como ya he dicho es una terminal compacto.

Al hablar de sonido, encontramos el punto más negativo (que se extiende a todos los televisores actuales, ya que es físicamente imposible implementar un buen sonido en un panel tan fino). Sin embargo es mejor que muchas alternativas de la competencia. Pero para mejorarse este apartado se puede añadir un sistema de audio que mejore la calidad de sonido o simplemente unos auriculares (alámbricos e inalámbricos).

Eso sí, en lo que va más que sobrada la Sony XD8005 es en conectividad: HDMI (4), USB (3), Salida de audio digital óptico, SCART, componentes, antena, Ethernet, wifi, etc.
Sin embargo de nada sirve hablar de conexiones, si no existe un gran ejército de formatos de vídeo y audio; pero estamos de enhorabuena, en este caso sí hay muchísimos formatos para visualizar un amplio contenido (los básicos se reproducirán sin problema alguno).


  • Conclusión:
La familia de televisores de —no únicamente Sony Bravia— de este año 2016 han evolucionado, ya que no son simples pantallas sino que ahora son unos centro multimedia muy completos. Después de tantos años, los fabricantes de televisiones han vuelto a poner en su sitio el invento más importante para el entretenimiento.

Queridos/as lectores/as, el televisor ha vuelto ser el centro multimedia de uso práctico para toda la familia.


Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares:

Cicatrices...