El día que leí este romance...

ROMANCE DEL ENAMORADO Y LA MUERTE
Un sueño soñaba anoche,
soñito del alma mía,
soñaba con mis amores
que en mis brazos los tenía.
Vi entrar señora tan blanca
muy más que
la nieve fría.
-¿Por dónde has entrado, amor?
¿Cómo has entrado, mi
vida?
Las puertas están cerradas,
ventanas y celosías.
- No soy el
amor, amante:
la Muerte que Dios te envía
- ¡Ay Muerte tan rigurosa,
déjame vivir un día!
¡Un día no puede ser,
una hora tienes de vida!
Muy de prisa se calzaba,
más de prisa se vestía:
ya se va para la
calle,
en donde su amor vivía.
- ¡Ábreme la puerta, blanca,
ábreme
la puerta niña!
- ¿Cómo te podré yo abrir
si la ocasión no es venida?
Mi padre no fue al palacio
mi madre no está dormida.
- Si no me
abres esta noche,
ya no me abrirás, querida:
la Muerte me está buscando,
junto a ti vida sería.
- Vete bajo la ventana
donde labraba y cosía,
te echaré cordón de seda
para que subas arriba,
y si el cordón no
alcanzare
mis trenzas añadiría.
La fina seda se rompe;
la Muerte que
allí venía:
- Vamos, el enamorado
que la hora ya está cumplida.
Anónimo (Siglo XV)

Antes de todo mejor comenzaré a hablar sobre este romance. Que sea anónimo, quiere decir que el autor es desconocido. Por qué, pues eso es difícil de decir. Antes de todo, mejor situarnos en época y lugar, en el siglo XV tenía lugar la Edad Media, donde dominaba la poesía, el arte, la religión, la guerra y el amor. Según se ve, es todo una ironía de las grandes, ahora no se puede hablar de guerras y amor y religión a la vez, antes era la "moda". Si nos decantamos sobre una religión, diríamos que en aquella época, el Cristianismo se convirtió en la única, poco tolerante y guerrero, conquistaba tierras y lo que no fuese tierra.
Durante un tiempo, los musulmanes invadieron gran parte de España, dejando reliquias tan bonitas como la Alhambra de Granada. Pues, habían dos situaciones bien diferenciadas entre sí (cristianismo y musulmán). Como antes he dicho, el cristianismo dominaba gran parte de lo que al mundo se conocía (Europa). Pero con la casi conquista del musulmán a España, ésta empezaba a sonar cultura árabe, tal aberración no a podía permitir la religión contraria.
Cuando en España se volvía a estar conquistada por la religión cristiana, y echando -casi- a los árabes de la tierra castellana, llegó a tal punto que todo el que fuese musulmán y judío, debía de pasarse al cristianismo o irse fuera del país. Algunos, pasarse a otra religión era imposible y se marchaban a su país natal, otros se pasaban al cristianismo y dejaban atrás su religión (cosa discutida).
Un cristiano y un árabe era algo difícil de ver y muy mal visto, pero habían casos. Como por ejemplo, el de este romance. Habla de un día cualquiera, dónde a un joven noble cristiano, se le presenta la muerte, confundiendo éste con su amor. Al saber con ciencia cierta que es la muerte que Dios le envía, corriendo va en busca de su amor mora. Pero, al igual, la familia de la misma le prohibía que estuviera con un cristiano (dejando el amor a un lado). Su familia no pueden verlos juntos, pues el castigo sería algo duro para los dos, así que ella le dice que no dando rodeos, pero al decirle él que es el último día que la verá, ella sin pensarlo ataría hasta su trenza a un cordón para que su amado suba. El cordón se rompe, pues la muerte había llegado.
Más que un romance, se podría decir que es una trágica historia de amor, pero es así querido/a lector/a, siempre hay todo tipos de limitaciones entre dos personas que se aman. Pues es así, dos personas que se aman el amor tiene que vencer, pero no siempre, hay momentos que el amor no gana y el destino (o lo qué sea) impide a éste y pierde el dichoso amor que tan dolores de cabezas, durante tantos siglos ha dado y seguirá dando.

Si alguien es feliz con la persona que tiene al lado, cree que es su media naranja y quiere con toda su vida a esa persona, que no deje volar a esa paloma, pues es peor dejar perder lo que se puede tener. Ésto lo dice quien más tiene que callar, sí, yo lo digo, es un consejo que puedo dar a esos locos enamorados que tanto se aman.

Comentarios

Entradas populares:

Cicatrices...

Unboxing y análisis: TV Sony KD-49XD8005