El día de Carnaval 2011...

Uno de los días más esperados de nuestro calendario es el día de Carnaval. Algo que me gusta mucho es disfrazarme y abrir mi mente en personajes famosos o creados por mí. Pues hace cosa de algunos años que decidí mejorar el Carnaval posterior al anterior. Querido/a lector/a te contaré como fue este 2011...
Desde siempre he tenido planificado el disfraz mucho tiempo antes de carnaval, este año, ha ido muy justo (tan justo que lo decidí el mismo día). Tenía en mente tres propuestas:
  • Cura satánico
  • Álex (Naranja Mecánica)
  • Mafioso


Así que, después de analizarlos muchas veces, preferí que el pueblo elija. Me hice fotos de los tres disfraces y que la gente votase. Finalmente ganó el disfraz de Álex. Pues el tema disfraz estaba solucionado. Dispuesto a una noche que sería mejor que un año anterior. Ahora, toca ir al tema de "acompañamiento", es decir, con quien fui. Pues unos meses atrás diría que iría con los que yo llamaba amigos, pero no. Entiendo que después de un distanciamiento de estudios y otras cosas, no hayamos estado tan juntos como antes, pero que no hay excusa. El tema de amistades, es algo diferente, pero solo diré que fui con otras amigas. Sí, son gente extraordinaria, este año no he conocido a nadie mejor que ellas. Pues fui con mi mamá (Paqui), Andrea, Greimy y Lady Juliana. Una de las anécdotas, fue la impuntualidad de éstas últimas nombradas. Quedemos en el OpenCor a las 19:00 pues bien, nos vimos a las 21:00. Las esperemos ni más ni menos que dos horas. Después de eso, todo fue de perlas, la fiesta no había hecho más que empezar.
En verdad, creía que la cosa sería diferente, cada año conozco a mucha gente, éste no es menos que he conocido a muchos y tenía ilusión de al menos encontrarme a algunas personas, pero no. Me alegra saber, que como mínimo vi a mi mejor amiga y por suerte me pude hacer una fotografía (muy buscada por mí, pues no teníamos ninguna hasta entonces). Después de todo, lo pienso y estuvo genial, yo me sentía como pez en el agua. Me divertí mucho (es lo que más cuenta) y estuve feliz (gritando, saltando y bailando).

Resumiendo, fue el mejor Carnaval hasta entonces. Este día no tiene precio, desearía que todos fueran como éste -tampoco tanto, que al final me cansaría-. Pero tan solo que mi mejor amiga me describa como "invencible" en el Carnaval, ya vale la pena seguir mejorando el Carnaval año tras año.

Comentarios

Entradas populares:

Cicatrices...

Unboxing y análisis: TV Sony KD-49XD8005