Cuando una mirada vale más que mil palabras...

Querido/a lector/a, hoy me he despertado bohemio, melancólico... No sé explicarlo, por eso redacto algo para saber qué da vueltas permanentemente por mi cabeza y va dirigido a mi amor, que por desgracia no sé quién es...

Eres tú quien perturbe mis pensamientos. En mis dulces y placenteros sueños contigo estoy. Solo puedo estar contigo allí, por la noche. Viendo tu suave y dulce pelo, cómo brilla con el mismo rubio sol; tus ojos, llorosos que siempre me miras, con color a miel y donde sé que una mirada vale más que mil palabras; tus labios que yo quiero ser su dueño y con mis dedos reseguir el contorno y dejándome llevar por el relieve que causan en mi sensibles pulpas de los dedos; de tu cara, qué decir si Yahvé o Afrodita con moldes crearon tu cara y dejando la perfección solo para mí. Porque en la magia no creo (aunque tú si creas), yo creo en ti. Por eso, a tus pies me planto y te doy mi corazón y parte de mis locuras.

Si por bandera mi corazón algo tomara, eso sin duda sería mi gran amor. ¿A quién se dirige mis pensamientos? Mas no conozco a nadie que dé con el perfil adecuado. ¿Por qué el amor permite que salga tantas aberraciones por mi cabeza? Él tiene la respuesta, claro, pero si le hablo no responde.

Da igual que se burle de mí el corazón o el pensamiento, igualmente quedo como un payaso sin nariz. Sé que por allí detrás, lejos de un horizonte está esa mujer, a quién yo por amor cogeré, porque no hay más amor que el amor verdadero y tu media naranja.

Comentarios

  1. me encanta el comentario describe a una persona muy parecida que tambien me gusto y me toco el corazon =P

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares:

Cicatrices...

Determinado a superar al humano...