Y todo es humo...

Sabes que nada es para siempre, pero quieres que vuelva un momento de paz, sentir tranquilidad -esa que se fue para no volver-. 
Todo desaparece, como humo, sin dejar rastro. Al igual que tus ojos marcharon, y con ellos se fue el amor. Con tu amor se fue la esperanza, y sin esperanza no somos nadie... 

¿Por qué las cosas buenas son amargas apariencias? Es hora de despedirse de todo, muy a mi pesar. Ya sé que hay cosas que son el humo que refleja la oscuridad. 
Aceptar la realidad de una vez por todas.

Comentarios

Entradas populares:

Cicatrices...

Unboxing y análisis: TV Sony KD-49XD8005