Yo ya no soy yo...

El verde es tan verde que yo ya no soy yo;

El cante interpretó en cada amanecer el himno de Rusia, y así despertó aquella musa. El viento no calló y la madera chirrió en cada ángulo del mármol.
En escena apareció una explosión y así se formaron los astros, y luego sus simbólicos ojos.

¡Ahora lo entiendo!
La poesía se esfumó con ella,
la filosofía enmudeció en silencio,
el arte murió por ella.
¡Ahora lo entiendo!

Aquella musa juega con el lenguaje como si fuera barro. Se hace dueña de las figuras retóricas, seduciendo con sus hiperbólicos labios.
Los colores están condenados a pertenecerla, las ideologías se esconden cuando ella es.

¡Ahora lo entiendo;
Qué yo ya no soy yo!

Comentarios

  1. Entender (se) es saber (se), y eso ya es un logro, para la dificultad de la vida…

    Un placer leerte, amigo.

    Bsoss miles.

    ResponderEliminar
  2. Yo tampoco.
    Y mañana ya veremos.
    De momento leo tu poema y el himno de Rusia me suena a AK 47.

    ResponderEliminar
  3. cambia todo cambia ( así dice la canción )
    y qué bueno que así sea
    permanecer en la misma tecla es pura lata jejeje

    gracias por tu huella
    buen fin de semana

    ResponderEliminar
  4. Esfumarse la poesía como puede evaporarse el humo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Musas que te hacen rozar la catarsis,
    el mundo está falto de ellas.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Publicidad:

Entradas populares:

Nieve que no cuaja...

Decidiste...